Síndrome de exceso


Este síndrome se manifiesta por el exceso de los factores patógenos.
En general, en el síndrome de exceso, aunque es causado por la proliferación de los factores patógenos, los factores antipatógenos todavía son capaces de combatir y no están debilitados,
por lo tanto, el síndrome refleja muchas veces la lucha violenta entre ambos.

Manifestaciones: 
Por la diferencia en la naturaleza y ubicación del síndrome existen distintas manifestaciones del
síndrome de exceso; principalmente se observan: fiebre, distensión abdominal que se agrava con la presión, opresión en el pecho e irritabilidad, incluso desmayo y delirio, respiración asmática y ruidosa, abundancia de esputo, constipación, dificultad urinaria, pulso fuerte y saburra gruesa y pegajosa.

Etiología: 
El síndrome es causado por la invasión de los factores patógenos al cuerpo humano, o es debido a trastornos del metabolismo y disfunción de los órganos internos que originan la retención de flema, agua o humedad en el interior del cuerpo, o el estancamiento de sangre. Por el exceso de los factores patógenos, los factores antipatógenos combaten contra ellos, y la lucha provoca la hiperactividad del calor (yang) y se produce la fiebre. La irritabilidad, desmayo y delirio suceden porque los factores patógenos perturban el corazón u ofuscan la mente.

Si los factores patógenos se acumulan en el pulmón, producen alteración en la ventilación y descenso, de modo que se presenta presión en el pecho, respiración ruidosa, y, si es abundante el esputo, se oye el ruido de éste.

Cuando los factores patógenos son excesivos en el estómago y en los intestinos, la energía no puede circular normalmente, y se produce distensión y plenitud abdominal que se agrava con la presión y constipación.

La retención de agua y humedad en el interior del cuerpo produce trastornos en la transformación del agua, cuya consecuencia es la dificultad urinaria.

La lucha entre los factores patógenos y los factores antipatógenos tiene lugar en los vasos, razón por la cual el pulso es fuerte y notorio. El ascenso de la humedad produce saburra pegajosa y gruesa.

Método de tratamiento: Sedar los factores excesivos.